Reporte su información al Ministerio (Solo usuarios ó entidades reguladas)
Mapas Temáticos
Programa Nacional de Cocniliación
07/12/2006
CONCEPTO: PERSONEROS COMO CONCILIADORES Y APLICACIÓN DEL ART. 69 DE LA LEY 446 DE 1998
Archivo Descargable : 19657 personeros como conciliadores.doc

CONCEPTO: MINISTERIO DEL INTERIOR Y DE JUSTICIA

OFICIO: 19657 del 06/12/06

PETICIONARIO: Carmen Tulia Carmona Rentería, Personera Municipal Ansermanuevo.

TEMA: Personeros como conciliadores y aplicación del Art. 69 de la Ley 446 de 1998.

En concepto de línea institucional de conciliación del Ministerio del Interior y de Justicia, los personeros solamente podrán ser conciliadores en los asuntos que las personas les soliciten para la solución de una controversia siempre y cuando en el respectivo municipio donde ostentan su calidad de personeros no existan otros conciliadores en el área de su competencia.

En otras palabras, en materia civil, si en un municipio no existe un conciliador de un centro de conciliación, un delegado regional o seccional de la Defensoría del Pueblo, un procurador judicial civil o un notario. Solamente bajo este supuesto el personero podrá ser conciliador.

En materia laboral, si en un municipio no existe un inspector de trabajo, un delegado regional o seccional de la Defensoría del Pueblo o un procurador judicial laboral. Solamente bajo esta hipótesis el personero podrá ser conciliador.

En materia de familia, si en un municipio no existe un conciliador de un centro de conciliación, un delegado regional o seccional de la Defensoría del Pueblo, un procurador judicial de familia, un notario, comisario de familia o un defensor de familia. Solamente bajo este supuesto el personero podrá ser conciliador.

La habilitación que otorga la Ley 640 de 2001 para que determinados funcionarios fueran conciliadores es de carácter personal, indelegable e intransferible. La potestad para ser conciliador no recae en la notaría, la comisaría, el I.C.B.F., la Procuraduría, la Personería, la Defensoría del Pueblo, la inspección de trabajo, etc, por el contrario, es el servidor público o notario en calidad de su cargo a quien la Ley autoriza para ser conciliador. Por lo anterior, en ningún caso el Ministerio del Interior y de Justicia considera válida una conciliación realizada ante otro funcionario.

Para el caso en concreto, si en el municipio de Ansermanuevo existe un notario, la personera no puede realizar conciliaciones en materia civil o de familia, toda vez que su competencia es residual, la Ley 640 de 2001 no consideró que si la notaría no cuenta con el personal suficiente es justificación válida para no atender las solicitudes de conciliación a los ciudadanos, además es importante tener en cuenta que para ello no requiere de más funcionarios que el propio notario.

Por otra parte, el Artículo 69 de la Ley 446 de 1998 dice:

“Artículo 69. Conciliación sobre inmueble arrendado. Los Centros de Conciliación podrán solicitar a la autoridad judicial que comisione a los Inspectores de Policía para realizar la diligencia de entrega de un bien arrendado, cuando exista incumplimiento de un acta de conciliación con un acta al respecto.”

El Ministerio del Interior y de Justicia en su línea institucional de conciliación considera que la aplicación del Artículo 69 de la Ley 640 de 2001 no puede ser limitada al tenor literal de la norma. Para el año 1998 la legislación vigente consideró que podían ser conciliadores en materia civil los conciliadores de los centros de conciliación en todos los asuntos transigibles, desistibles y conciliables. Hoy en día, nuestro ordenamiento jurídico autoriza no solo a los conciliadores de los centros de conciliación para realizar conciliaciones civiles sino que amplía la competencia a los notarios, delegados regionales y seccionales de la Defensoría del Pueblo y procuradores judiciales civiles. A falta de los anteriores en un municipio se podrá adelantar ante el personero o juez civil o promiscuo municipal.

Si realizamos una interpretación integral, tendríamos que en los casos donde se concilie sobre la restitución de un inmueble arrendado ante cualquiera de los conciliadores autorizados por el Artículo 27 de la Ley 640 de 2001, si una de las partes incumple, la otra podrá pedir al centro, para los casos donde se haya realizado la audiencia de conciliación ante un conciliador de centro, al notario, al delegado regional o seccional de la Defensoría del Pueblo o procurador judicial civil. A falta de los anteriores en un municipio se podrá solicitar ante el personero o juez civil o promiscuo municipal la aplicación del Artículo 69 de la Ley 446 de 1998 para que éste solicite a la autoridad judicial competente para que comisione a los Inspectores de Policía para realizar la diligencia de entrega de un bien arrendado.

En concepto de este Ministerio, una interpretación diferente generaría una desigualdad entre los operadores de la conciliación, primando las conciliacio